Nuestro sistema educativo -desde los primeros años-, prioriza la formación integral de nuestros educandos, basado en la exigencia académica como disciplinaria, de tal manera que su consolidación se vaya dando en la medida que adquieran sus conocimientos, habilidades y destrezas.